Entrevista en “Málaga en la Historia”

Entrevista_a_Jon_Valera_Munoz_de_Toro_Malaga_Presidente_Asociacion_Historico_Cultural_Teodoro_Reding_Malaga_en_la_Historia_Recreacion_Historica_Desembarco_britanico_1812_playa_Malagueta_foto_Alejandro_Montecatine

Como con la entrevista que me hizo Portal Historia en febrero de 2014, copio aquí la que me ha realizado más recientemente la revista digital “Málaga en la Historia”, un loable proyecto de divulgación dirigido por Francisco Vázquez.

1.- ¿Cómo y cuándo surge la idea de crear la asociación?

Aunque la idea comenzó a fraguarse antes, noviembre de 2006 fue el punto de partida para la creación de un grupo de Recreación Histórica del periodo napoleónico en Málaga. Desde 2003 me encontraba inmerso en proyectos de divulgación histórico-cultural, y tras investigar cómo se organizaban los eventos de Recreación Histórica de esta época en España, con el rigor por bandera, al estilo europeo o estadounidense, y visitar varias poblaciones, decidí crear mi propio colectivo para recordar una página tan olvidada de la Historia de Málaga. A principios de 2007 comenzamos a colaborar en las conmemoraciones de la Campaña de Andalucía de 1808 y la batalla de Bailén, y en 2008 decidimos constituir oficialmente la asociación, que absorbió el grupo de Recreación, con un proyecto más amplio.

2.- ¿Quién fue Teodoro Reding? ¿Qué importancia tuvo su figura?

El general Theodor Reding (1755-1809) fue una figura excepcional de nuestra Historia, tanto a nivel local como nacional. Suizo de nacimiento, comenzó su carrera militar en nuestro país en 1769, en el llamado Regimiento Suizo de Reding nº3, una de las seis unidades helvéticas con las que llegó a contar el Ejército español, y de la que fue coronel desde 1788 a 1806.

En 1802 sería destinado con su unidad a Málaga y ya se ganaría el cariño de los malagueños por sus acciones como miembro de la Junta de Sanidad durante las epidemias de fiebre amarilla de 1803 y 1804, en las que llegaron a fallecer casi 200 integrantes del regimiento.

Dos años después de aquello sería nombrado Gobernador Militar y Corregidor Político de Málaga, transformando la ciudad a través de acertadas disposiciones en materia sanitaria, social, política o urbanística. Entre otros asuntos, se preocupó por intentar paliar los desbordamientos del Guadalmedina y los daños que causaban a los siempre inundados barrios de La Trinidad y El Perchel; movilizó a las distintas instituciones en tareas de beneficencia; o procuró techo, alimento y educación a los huérfanos.

Iniciada la Guerra de la Independencia en 1808, Reding preside la Junta de Málaga y, al mando de las tropas españolas que combatieron en la batalla de Bailén, demostró a toda Europa que era posible derribar la mítica invencibilidad de Napoleón. Victoria a la que contribuyeron numerosos voluntarios malagueños que siguieron fielmente a su gobernador.

3.- Vuestro ámbito de actuación se centra fundamentalmente en la España de los siglos XVIII y XIX, y más concretamente en la Guerra de la Independencia (1808-1814). ¿Qué hace esa etapa tan especial?

La Guerra de la Independencia marca el inicio de nuestra Edad Contemporánea con el levantamiento de los españoles contra el aplastamiento de soberanía que intentó imponer Napoleón en nuestro país y la promulgación de la primera constitución española.

En concreto, para Málaga significó una etapa gloriosa y nefasta al mismo tiempo. Por un lado, gloriosa por la participación de los malagueños en la materialización de la primera derrota de Napoleón en toda Europa, y nefasta por lo que significó la ocupación napoleónica de 1810 a 1812.

4.- ¿Cuáles son las premisas de vuestra entidad?

Investigar y divulgar la Historia de nuestro país, acercándola con la mayor fidelidad posible a mayores y niños de una manera visual y atractiva, a través una herramienta tan didáctica como la Recreación Histórica. Y, por supuesto, implicar a los malagueños en el recuerdo de su historia. Por ejemplo, algo de lo que estamos especialmente orgullosos es de la participación de los vecinos del barrio de La Trinidad en proyectos como la Ruta “Málaga 1810” que en febrero de este año cumplió su sexta edición.

5.- El peso de la Asociación Teodoro Reding es importante no ya sólo en Málaga, sino también en España. Y eso es señal de trabajo bien hecho y reconocido. ¿Cómo ha sido vuestra trayectoria para llegar a ese reconocimiento?

Con trabajo, esfuerzo y mucho tiempo dedicado a ello. A pesar de los años transcurridos, nunca nos cansamos de aprender y de intentar mejorar a cada paso que damos.

6.- Tenéis la sede en Málaga pero contáis con otras sedes fuera. ¿Cuántas y dónde, concretamente?

Bueno, aún no tenemos otras sedes fuera, pero sí miembros de otras provincias andaluzas: de Almería, Jaén y Sevilla.

7.- Sois una asociación de voluntariado cultural. Imagino las dificultades económicas que ello implica. ¿Cómo se financia vuestra entidad y cómo diversificáis para tener resultados tan espectaculares?

Nuestra asociación muy rara vez recibe ayudas oficiales, contando principalmente con las pequeñas cuotas de los socios (30 € al año), por lo que, después de diez años, en 2015 hemos empezado a pedir donativos al finalizar nuestras actividades para poder continuar con esta labor. En 2014, para la II Recreación Histórica del desembarco británico de 1812 en La Malagueta echamos mano del crowdfunding o micromecenazgo.   

Hay que destacar que los uniformes y demás equipo de época es propiedad de cada miembro, que lo va reuniendo poco a poco.

8.- Una de los elementos que os identifican son las recreaciones históricas. ¿Qué volumen de personas puede llegar a participar en una de ellas?

En Málaga hemos llegado a reunir hasta 300 recreadores históricos de toda España, Francia y Polonia, concretamente cuando recordamos en 2010 la resistencia frente a las tropas de Napoleón del 5 de febrero de 1810 en su 200º Aniversario. Con el mismo número de participantes cuenta otra de las grandes que hemos venido coordinando en Tarifa, conmemorando su defensa en 1811-1812 comandada por el general malagueño Francisco de Copons, y que los próximos 17 y 18 de octubre alcanzará ya su quinta edición. Otras recreaciones en las que también hemos colaborado, como Bailén 2008 o La Albuera 2011, han contado con 800 y 2.000 recreadores, respectivamente.

Fuera de España, en Austerlitz, en 2008, estuvimos unos 2.500, y ahora, los días 19 y 20 de junio, una representación del colectivo también estará en el Bicentenario de Waterloo, junto a 5.000 recreadores más. Dejando a un lado el período napoleónico, personalmente jamás podré olvidar mi participación en la recreación histórica de la batalla de Gettysburg de 1863, en Estados Unidos, la más grande del mundo, con 15.000 recreadores.

9.- Sólo los uniformes, armas y escenificación de batallas o desfiles supondrán un esfuerzo titánico de horas de planificación. ¿Cómo se llega a ese grado de coordinación?

Contar con un equipo de personas predispuestas a emplear su tiempo libre en esta labor siempre es de agradecer. Además son muchos años de experiencia, tanto coordinando eventos como viendo coordinarlos a otros colectivos, de lo que se aprende mucho. Para ser sincero, es un trabajo muy exigente porque hay que estar pendiente de múltiples detalles y cada evento es un mundo. No obstante, se hace con la mayor ilusión, y ver materializado lo que al principio parecía una idea imposible aporta una gran satisfacción.

10.- ¿Qué es lo más difícil en una recreación?

Precisamente, la coordinación. Puedes haber investigado, estudiado en profundidad un  hecho histórico, y convertirlo en un evento sobre el papel, pero trasladar todo eso a la realidad es definitivamente lo más complicado. Un reto que me encanta asumir.

11.- Todo el material que usáis es exacto al que se usaba en la época de la escenificación representada. Imagino que los detalles se cuidan mucho. ¿Quién documenta eso?

Aunque la asociación está compuesta por voluntarios de todas las edades y diversas profesiones, tenemos un núcleo integrado por licenciados y estudiantes de Historia, así como investigadores, como es mi caso.

12.- ¿Cuál ha sido la recreación que os ha supuesto más quebraderos de cabeza e inconvenientes?

Todas implican complicaciones, pero un ejemplo podría ser la Recreación Histórica de la batalla de Fuengirola de 1810, en su 200º Aniversario. A pesar de que en febrero de 2010 teníamos el evento de Málaga, decidimos embarcarnos en otra gran conmemoración, casi sin ayuda municipal, porque no queríamos que el aniversario de este hecho histórico pasara desapercibido.

Conseguí contactar con el grupo que recrea el 4º Regimiento de Infantería del Gran Ducado de Varsovia, así como con el Ministerio de Ex-Combatentes de Polonia, que hizo posible la participación de los recreadores polacos. Eso, sumado a la movilización en tiempo récord de voluntarios procedentes de otros puntos de  España, Reino Unido e Italia y no pocos esfuerzos por nuestra parte, incluso confeccionando nuevos uniformes, hizo que fuera posible.

13.- Centrémonos un poco en Jon Valera. Eres una persona sumamente joven que lleva a su espalda la dirección de una entidad de tanto peso. ¿Cómo se lleva eso?

Con mucha ilusión. Y con pasión. Es cierto que a veces te preguntas si todo ese sacrificio merece la pena y nuestra actividad sirve realmente a la sociedad, pero es una satisfacción ver como cada vez hay más gente, tanto de Málaga como de otros lugares, que va conociendo la figura de Reding o que descubre que los franceses llegaron a ocupar la ciudad. Creo que es importante saber de dónde venimos, conocer tanto los errores como los aciertos de nuestros antepasados, y aprender de ello de cara al presente y al futuro.

14.- Es evidente que esto es algo más que una afición. De hecho, tu profesión está íntimamente ligada con tu pasión por la historia y la cultura, ¿cierto?.

Iba a estudiar Historia, pero finalmente hice Comunicación Audiovisual. Aunque parezca que no hay relación, precisamente lo que hacemos es divulgar la Historia aprovechando la componente visual de la Recreación Histórica.

15.- ¿Y cómo se compagina vida privada, con vida profesional y con la dirección de la asociación?

Es difícil porque dirigir la asociación implica compromiso y mucha dedicación. Sin embargo, puedo decir que tengo la gran suerte de que mi pareja entienda cuanto he decidido emprender, y que incluso se haya animado a integrar el grupo de Recreación Histórica.

16.- ¿Seguirán ligados los destinos de Jon Valera y de la Asociación Teodoro Reding en el futuro?

Quizás esa dedicación sea el motivo de haber sido reelegido continuamente como presidente desde 2008. Pero, aunque no lo fuera, nunca dejaría de aportar mi granito de arena a este proyecto. Tras casi diez años organizando y colaborando en la conmemoración de los Bicentenarios, mis objetivos principales son la creación de una banda de pífanos y tambores; y, por supuesto, el monumento a Reding en Málaga, cuya maqueta, obra del imaginero Juan Vega, fue presentada el pasado 24 de abril en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento de Málaga. Sé que no pararé hasta conseguirlo, porque Málaga se lo merece. En este sentido, aprovecho para pedir la colaboración de todos, malagueños o no, para hacer posible este recuerdo de nuestro glorioso pasado. La web para ayudar a lograrlo es la siguiente: teodororeding.es

.

@Jon_Valera

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s