Hans Christian Andersen y la memoria de la expedición del Marqués de la Romana

Estatua_Hans_Christian_Andersen_Malaga

Sabía que Hans Christian Andersen, famoso por los cuentos con los que todos hemos crecido, había pasado por Málaga. Cada vez que camino junto al portal del número 8 de la Alameda -donde se encontraba la “Fonda de Oriente” y donde se alojó en 1862-, no puedo evitar fijarme en la placa que, desde 1987, reza: “En ninguna parte de España me sentí tan feliz y tan en casa como en Málaga. Las costumbres de sus gentes, su temperamento, el ancho mar, todo ello tan necesario y rico para mi lo encontré allí. Y es más, encontré algo todavía más importante: gente amable y comprensiva”, tal y como plasmó el escritor danés en su obra “Viaje por España”. Posteriormente, supe que había quedado tan fascinado como yo por el romántico Cementerio Inglés, el más antiguo de nuestro país, describiéndolo como “un trozo de paraíso” y “el más maravilloso de los jardines”; lugar donde muy seguramente le atraparía la reflexión. Y en 2005, cumpliéndose los 200 años de su nacimiento, tendría otro contacto con su figura en Málaga: impulsados por un Comité Local, la Embajada de Dinamarca y la Fundación Reina Isabel de Dinamarca, tuvieron lugar diversos actos conmemorativos que incluyeron la inauguración de una estatua de bronce de tamaño natural en la Plaza de la Marina, obra del escultor José María Córdoba encargada por la Casa Real danesa.

Dinamarca_2008_Casa_de_ Hans_Christian_Andersen_Odense_

Quién me iba a decir que, tres años después, iba a encontrarme en su casa natal en Odense recordando su relación con España y sus soldados. Dentro del proyecto “Cuando llegaron los españoles”: Un encuentro entre culturas en 1808”, una representación de recreadores históricos de las asociaciones histórico – culturales “Voluntarios de Madrid” (Madrid), “Voluntarios de la Batalla de Bailén” (Andalucía), “Urgull Histórico” (País Vasco) y “Húsares de Iberia” (Galicia), viajamos a Dinamarca para recordar en su Bicentenario la presencia en aquellas tierras de los 14.000 soldados de la División del Norte que, al mando del Marqués de La Romana, Pedro Caro y Sureda, fueron enviados allí entre Diciembre de 1807 y Agosto de 1808 con las tropas de Napoleón, cuando todavía España era su aliada.

Casa_natal_Andersen_Odense_y_plaza_Copenhagen_Copenhague

El propio Andersen lo reflejaba en la obra sobre sus vivencias: “pero el recuerdo que más claramente se me quedó grabado en la memoria, avivándose cada vez que de ello se habla, es la llegada de los españoles a Fiona en 1808. Dinamarca se había aliado con Napoleón, a quién Suecia había declarado la guerra, y antes de que se pudiera uno dar cuenta, teníamos en Fiona un ejército francés y tropas auxiliares españolas para marchar a Suecia bajo el mando del Mariscal Bernardote”. Continuaba: “No tendría yo entonces más de tres años (…). Se comentaba que los soldados franceses eran altaneros, los españoles, en cambio, bondadosos y amables; se tenían un profundo odio los unos a los otros; los pobrecillos españoles eran los que daban más lástima. Un día un soldado español me cogió en brazos y me puso en los labios una medalla de plata que llevaba en el pecho desnudo”.

Dinamarca_1808_2008_expedicion_marques_Romana_bicentenario_tropas españolas_castillo_Kolding

La convivencia con los soldados, recogida en su literatura popular, marcaría al pueblo danés, que incluso aprendería costumbres propias españolas. Parece ser que, sin ir más lejos, Andersen escribió el “Soldadito de plomo” inspirado en el recuerdo de aquellos hechos. Fue emocionante comprobar como, 200 años después, los ciudadanos daneses recordaban aquella confraternización, dispensando una calurosa acogida a los miembros que componíamos la “nueva” expedición española; y, a la vez, encontrar a nuestro paso a personas que con orgullo decían: “soy descendiente de español”. 

Bicentenario_Dinamarca_1808_Odense_y_Kolding_castillo

La conmemoración nos llevó a recorrer, rigurosamente uniformados como en 1808, otras ciudades como Copenhague y Kolding. En ésta última, destacó el encuentro con el príncipe Federico de Dinamarca, que inauguró la exposición itinerante del Bicentenario; una muestra compuesta por pinturas, dibujos, grabados, uniformes, trajes, armas y objetos de los soldados y familias españolas conservados por diversas familias danesas.

Kolding_bicentenario_Dinamarca_1808_2008_expedicion_tropas_marques_Romana_principe_Federico_prince_ministro

Dicho acto tuvo lugar en Koldinghus, castillo incendiado por accidente donde estuvo acuartelado el Regimiento “Princesa”. En su interior, los recreadores recibimos a las autoridades y, por la noche, tras una escenificación del incendio de la fortaleza, una representación española, que tuve el honor de integrar, entregó simbólicamente el dinero destinado a su completa reconstrucción al príncipe y al ministro de Cultura danés. Además, se realizó la entrega oficial a su museo de una reproducción bordada de la bandera coronela del Regimiento de Infantería de Línea “Zamora”, donada por el Instituto de Historia y Cultura Militar.

Entrega_bandera_Regimiento_Princesa_castillo_Kolding_Dinamarca_1808_2008_bicentenario_expedicion_tropas_españolas_marques_Romana

Uno de los momentos más emotivos fue nuestra llegada a Fredericia, localidad donde, junto a la iglesia católica de San Canuto, se conserva con gran cariño el sepulcro de Antonio Costa, capitán del Regimiento de Caballería “Algarbe”. Como es sabido, este héroe español se sacrificaría valientemente lejos de su tierra para salvar a sus hombres del castigo de las tropas napoleónicas tras el intento de embarcar en un buque británico que los devolviera a España, donde había comenzado la Guerra de la Independencia. Sus últimas palabras fueron “Recuerdos a España”, grabadas para la posteridad en su sepultura. Jamás podré olvidar las de mi buen amigo Jesús Ruiz de Burgos, de la Asociación “Voluntarios de Madrid”: “España no le ha olvidado y prueba de ello es nuestra presencia aquí para rendirle nuestro más sincero homenaje, capitán”.

Homenaje_capitan_Antonio_Costa_Regimiento_Caballeria_Algarve_Fredericia_tumba_iglesia_San_Canuto_1808_2008_Dinamarca_bicentenario_expedicion_tropas_españolas_soldados_marques_Romana

@Jon_Valera

.

Anuncios

Una respuesta a “Hans Christian Andersen y la memoria de la expedición del Marqués de la Romana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s